Perfilando

Posted by Proyeto trece on 7:29 0 comentarios

perfilando


por Iván Calderón


La elección interna del Acción Nacional en Veracruz, resultó siendo verdaderamente un cochinero.


Conatos de bronca, desmanes, imputaciones, credenciales falsas, y las clásicas marrullerías, fueron solo muestras de un partido desaseado y preso por su propia dirigencia.


Pepe Mancha y Domingo Bahena no pudieron ocultar sus intereses personales.


Los líderes claramente comerciaron a este instituto político con el mejor postor.


Penosamente el Acción Nacional en algunos puntos del estado se convirtió en un títere electoral más.


El PAN de Veracruz pudo haber sido una verdadera fuerza antagónica al PRI Gobierno.


El partido Azul pudo haber avanzado a pasos agigantados en esta elección federal.


Pero todo esto se quedará solo intenciones, que no se concretarán jamás.


Hay que decirlo, este instituto político en Veracruz está más que dividido.


En las elecciones intermedias el Partido Acción Nacional llega con su militancia resentida y con heridas abiertas que serán difíciles de sanar.


Obviamente está situación será aprovechada por el Revolucionario Institucional.


En algunos lugares como Veracruz, Boca del Río y Orizaba los problemas fueron mayores, y la compra de votos no se hizo esperar.


Por su parte en los Tuxtlas el PAN-Rojo obtuvo el triunfo y lo peor, hasta los golpes llegaron.


En otros puntos como en el distrito de Cosamalopan salió ungido un candidato sin ninguna fuerza.


A pesar de que la coacción de votos por parte del alcalde panista de Tierra Blanca Saúl Lara González su candidato triunfó con menos del 30% de la preferencia.


En Acayucan solo 3 votos separan a un precandidato de otro y mientras se pelean entre ellos, otros institutos políticos se afianzan más.


En fin, contrario a lo que se pensó desde el mismo partido azul, este proceso solo sirvió para demostrar que el divisionismo, la intriga y las luchas intestinas forman parte de este partido.


El Acción Nacional está condenado a la derrota y la culpa es de ellos mismos, de nadie más.



Perfilando

Leave a Reply