Diario de un reportero

Posted by Proyeto trece on 9:51 0 comentarios

 


•Periodismo ácido


•Ira insultante…


•“Ferozmente críticos”


 


Luis Velázquez


14 de febrero de 2015


 


DOMINGO


Periodismo ácido


 


Ignacio Ramírez, “El Nigromante”, fue (con los reporteros y políticos de la Reforma Ignacio Manuel Altamirano, Francisco Zarco y Guillermo Prieto, entre otros) uno de los críticos más agudos de Benito Juárez.


Cierto, fue ministro con Juárez. Pero cuando Juárez cayó en la tentación de reelegirse le renunció y volvió al periodismo, donde era reconocido por su gran cultura y perspicacia; pero también porque era cauto e incisivo y, al mismo tiempo, fino en su escritura.


Se convirtió así en un periodismo vigilante de los ideales que Juárez estaba traicionando.


Un día le publicó el siguiente análisis que enfureció al presidente de la república: “El poder es una enfermedad catastrófica que se nutre del aplauso y la lisonja”.


Nunca, jamás, aceptó regresar al gabinete legal y ampliado del “indio” de Oaxaca. Se mantuvo firme en el periodismo ácido cronicando la historia de los días.


Incluso, murió en la pobreza en una casita en las goteras de la ciudad de México y fue velado en su casa.


Juárez envió a uno de sus ministros para decir a su viuda que el gobierno de la república pagaría el sepelio y lo rechazó.


Luego, le mostró la escritura de una casa que Juárez le enviaba de regalo.


Y también la rechazó.


Le dijo: “Ignacio me dijo que tal cual reaccionaría Juárez. Y me pidió que rechazara el regalo”.


LUNES


“Ira insultante”


 


La prensa con el presidente Sebastián Lerdo de Tejada tuvo una característica singular. Los reporteros y articulistas escribían con “ira insultante”.


La prensa de entonces ni efectuaba un análisis documentado y crítico de la realidad política, social y económica ni tampoco orientaba al gobierno sobre sus errores, sino por el contrario, reaccionó de igual manera cuando Francisco I. Madero sucedió a Porfirio Díaz.


Es decir, con “ira insultante”.


Benito Juárez, por ejemplo, quiso mantener “una fina diplomacia” con la prensa independiente, cuenta el historiador Daniel Cosío Villegas; pero como Juárez les había suspendido “la maiceada mensual” que les daba el dictador, entonces la prensa “era incapaz de una explicación satisfactoria”.


Y en el trato se fue con todo en contra de Lerdo de Tejada, aguantando la crítica furiosa de los medios escritos.


MARTES


El más fregón de su tiempo


 


Más que Ricardo Flores Magón, Ignacio Ramírez, Ignacio Manuel Altamirano y Filomeno Mata, entre otros, Francisco Zarco está considerado como el periodista más fregón de su tiempo.


Incluso, cada año, los reporteros defeños rinden homenaje a Zarco, cuya estatua fue levantada en la Cámara de Senadores, pues igual que todos aquellos reporteros, también era político y activista social, incluso, y como en el caso de Flores Magón, creadores de un partido político. Autodefensas les llamarían hoy a partir de la inseguridad.


De acuerdo con el historiador Daniel Cosío Villegas, Zarco tenía, entre otros, los siguientes atributos como periodista y político que lo dimensionaron por encima de su generación:


Un análisis minucioso de los hechos políticos, sociales y económicos.


Una visión redonda de los hechos y de los hechos en perspectiva.


Una claridad meridiana en los problemas del país.


Una sólida formación teórica para analizar, explicarse, entender y comprender la vida política y social.


Una madurez incandescente en el juicio que le permitía mirar más allá del árbol, metiéndose en el bosque.


Y una presentación lúcida y certera en su escritura.


Bastaría referir que los campesinos leían sus artículos sentados a la sombra de un árbol en grupo, mientras uno de ellos, el alfabeto, los recitaba y explicaba de ser necesario.


Tiempo aquel cuando “la mayoría de los escritores y reporteros habían perdido la serenidad y la perspectiva de los hechos” escribió Cosío Villegas.


MIÉRCOLES


Santo laico del periodismo


 


Ricardo Flores Magón es el santo laico de la religión periodística.


Durante 41 veces, Porfirio Díaz Mori lo envió a la cárcel hasta que murió de tifo en una cárcel de Estados Unidos, aun cuando otros afirman que lo asesinaron.


Y cada vez que Flores Magón alcanzaba la libertad de nuevo volvía a publicar su periódico Regeneración y a activar su partido político, Liberal.


Nunca fue doblegado.


Incluso, su hermano, secretario de Gobernación con Porfirio Díaz, lo tentó para pasar al gabinete porfirista y lo rechazó.


Los principios, los ideales, las convicciones lo mantuvieron firme.


Decía, por ejemplo: “Nuestro deber es luchar para que la vida sea lo menos dura posible”.


También escribió en una carta a su esposa desde la prisión norteamericana: “El dolor físico, el hambre, el cansancio, la pobreza, todo eso no me importa. Lo soporto. Pero el dolor moral me aniquila. Y siento deseos de vengarme”.


Un día, preso una vez más, envió una carta a su hermano solicitando un préstamo.


Escribió: “Por favor, no pienses que el dinero es para publicar Regeneración ni para mi partido. Es un préstamo, que te pagaré, porque hay días, muchos, en que mi esposa y mi hija solo comen un pan con café. El préstamo es para ellas”.


JUEVES


“Mátalos en caliente”


 


Queda claro: el peor presidente del país ha sido Porfirio Díaz Mori. 33 años en el poder. Y en el poder absoluto.


En la llamada verdad histórica, Díaz conservó más de tres décadas el poder porque, por ejemplo, y entre otras estrategias, repartió el poder regional de norte a sur y de este a oeste de la nación entre sus amigos los generales y los caciques.


Todos, imponiéndose a partir del garrote, la macana, la represión, la cárcel y el crimen. “Mátalos en caliente” habla de su estilo personal de gobernar.


Pero don Daniel Cosío Villegas encuadra otras, digamos, el estilo personal de gobernar:


Uno. Sentía, mejor dicho, padecía un horror psicológico por el escándalo. Entonces, lo evitaba a toda costa.


El castillo de San Juan de Ulúa como su cárcel privada para encerrar y aplacar a los inconformes y disidentes.


Siempre apostaba a la conversión en privada, sin testigo, para así negociar en forma directa y callada.


Prefería la correspondencia epistolar siempre escrita con frialdad para dejar un testimonio de lo que pensaba, decía y ordenaba.


Y “maiceaba” (su palabra favorita) a los políticos dúctiles; pero también a la prensa, en un tiempo, la revolución, cuando todo se resolvía “a balazo limpio y todo mundo protestaba para exigir más y más”.


VIERNES


“Ferozmente críticos”


 


En el porfiriato hubieron 2,500 periódicos, quizá más de la mitad periódicos efímeros, porque eran críticos, “ferozmente críticos” dice Cosío Villegas, y por tanto los porfiristas los desaparecían.


En contraparte, el dictador financió varios medios, entre ellos, El Universal, de Reyes Spíndola, a quien le compró las primeras rotativas en Estados Unidos que existieron en México y dieron paso, digamos, al periodismo industrial.


Fue cuando los periódicos se convirtieron diarios impresos en grandes tirajes, y cuando contrataran a los primeros diaristas del país y las páginas escritas se abrieran a la publicidad comercial.


Incluso, el hábito de Porfirio Díaz de financiar periódicos a modo, como traje a la medida, también se reprodujo con Francisco Ignacio Madero, cuyo hermano Gustavo, el súper ministro sin cartera, el empresario de la familia, puso un periódico, “Nueva Era”, para defender a su hermano el presidente ante una crítica feroz financiada por Félix Díaz, el sobrino del dictador que soñaba con la presidencia.


Es más, la primera orden del general Victoriano Huerta, “El chacal” apenas mandó el asesinato de Madero y José María Pino Suárez fue cerrar el periódico “Nueva Era”.


Para entonces, un policía de Huerta había matado a Gustavo de un tiro en el ojo derecho, el único que tenía.


Escenarios


 


•Deuda millonaria al IPE


•137 alcaldes morosos


•SEFIPLAN los apretará


 


Luis Velázquez


14 de febrero de 2015


 


I


Armando Adriano, director del Instituto de Pensiones, ha enfrentado “el toro por los cuernos”.


Al pan pan y al vino vino.


Así, ha solicitado a la LXIII Legislatura un punto de acuerdo para que la Secretaría de Finanzas y Planeación apriete a los presidentes municipales que adeudan cantidades millonarias al IP… por las cuotas patronales.


Incluso, y a partir de la situación caótica que se vive, que SEFIPLAN intervenga de plano las participaciones federales y de ahí mismo se cobre.


Por lo pronto, 137 alcaldes están en la lista negra. Y los hay de todos los partidos políticos.


Y lo peor, con cantidades inverosímiles.


Por ejemplo:


Coatzacoalcos adeuda 25 millones y medio de pesos al IPE por las cuotas patronales.


Minatitlán, 9 millones y medio de pesos.


Tuxpan de Rodríguez Cano, 6 millones 703 mil pesos que nunca, jamás, Alberto Silva Ramos como alcalde expresó voluntad política para cumplir con la obligación estipulada en la Ley Federal del Trabajo.


Martínez de la Torre, 4 millones 268 mil pesos.


Ixtaczoquitlán, considerado otro de los municipios más ricos de Veracruz, 3 millones de pesos.


Cotaxtla, dos millones 197 mil pesos.


Alvarado, un millón 804 mil pesos.


Coatzacoalcos, 25,529,817.79


Minatitlán, 9,511,065.78


San Andrés Tuxtla, 1,914,310.14


Tierra Blanca, 1,946,997.66


Córdoba, 1,055,565.73


Etecé. Etecé.


La lista completa, entregada al Congreso local, se publica aquí al final de la información.


II


Durante meses, años incluso, el director del IPE apostó al cabildeo y al diálogo y al trámite diplomático para que los alcaldes pagaran.


Ahora, con los ediles en funciones está cumpliendo un año y dos meses de tocar las puertas.


Y en el caso de los 137 Ayuntamientos la respuesta ha sido el silencio de los alcaldes que se creen y sienten virreyes en sus pueblos.


Por ejemplo, y una vez más el caso de Alberto Silva en Tuxpan: durante los meses de su mandato constitucional que dejó inconcluso para irse al cargo siguiente soñando con la candidatura a gobernador, siempre rechazó de manera berrinchuda pagar deuda de 8 millones de pesos al IMSS por el servicio médico a los burócratas municipales.


En contraparte, y de acuerdo con el informe del entonces diputado panista Germán Yescas, convirtió a Tuxpan en el municipio con la más alta deuda pública; él mismo mudó en el alcalde más publicitado, además de la soberbia fatua con que se manejó cuyo episodio estelar fue contratar a Larissa Riquelme, “La novia del mundial”, para posar desnuda en la playa tuxpeña en un reportaje pagado en la edición mexicana de Playboy.


Ahora, el Congreso lo desnuda. También dejó una deuda de 6 millones 703 mil al IPE.


Se creía dueño del día y de la noche porque aseguraba que era el favorito de Javier Duarte para la sucesión.


III


He aquí la lista completa…


Expediente 2015


“El Negro” Cruz


Luis Velázquez


14 de febrero de 2015


 


Rafael Cruz, “El negro” de Fidel Herrera (el otro “Negro” de Ramón Ferrari es un patán, candidato bajo sospecha de la Función Pública) vive ahora en el duartismo “la plenitud del pinche poder”.


Si con el góber fogoso y gozoso le fue bien, ahora, con Javier Duarte, le está yendo súper.


Por ejemplo, de acuerdo con su biógrafo que escribe sus memorias, “El negro” Cruz inició en la política federal también al lado de José Murat Casab, y al cabo de los años se convirtió en su cabildero y asesor y, bueno, ya podrá el lector imaginar la asesoría al más famoso cliente del New York Times.


Así, mientras en el sexenio anterior Fallo Cruz se dedicó a los simples negocios, ahora en el gobierno próspero es asesor del jefe máximo; pero además, cabildea para el nombramiento de los políticos que más convienen al barco sexenal.


Un caso: entre la elite priista se ha dicho que luego de descarrilar el Pacto México, el programa estelar del presidente Enrique Peña Nieto, Ranulfo Márquez Hernández llegó a la Secretaría de Desarrollo Social porque “El negro” Cruz lo propuso a Duarte con la siguiente frase celebérrima:


“Ya entraste al momento más peligroso del sexenio. Y necesitas un buen operador electoral. Y el mejor de Veracruz se llama Ranulfo Márquez. Y debes incorporarlo”.


Y, bueno, tal cual, de pronto, hasta Rosario Robles Berlanga, la titular de la SEDESOL federal, quedó sorprendida, atónita, alucinada cuando en su primera gira miró a su antiguo delegado federal en el presídium.


Incluso, llegó a decirse que Ranulfo había resucitado gracias a una intervención de Fidel Herrera ante Javier Duarte, toda vez que ambos son padre e hijo putativo…velando por el destino social y económico de los 8 millones de habitantes de Veracruz.


Pero la realidad es otra.


Por eso mismo, el biógrafo dice que ahora “El negro” despacha como un ministro sin cartera en la SEDESOL y cada vez que se planta en aquella oficina revisa los pendientes y sus palabras son órdenes incuestionables.


Es más, hay secretarios del gabinete legal que de plano se le cuadran como antes, tal y como muchos se le cuadraban a María Georgina Domínguez Colío, quien desde entonces mereció el título de la Juana de Arco del siglo XXI en Veracruz.


TIEMPO DE LAS VACAS FLACAS


 


Y, bueno, Duarte tan sólo es generoso con “El negro” Cruz.


Por ejemplo:


En aquellos años de “las vacas flacas” cuando los chamacos de Fidel Herrera (Duarte, Alberto Silva y Salvador Manzur, entre otros) andaban a la quinta pregunta pidiéndose prestado unos a otros para la torta y el refresco, Rafael Cruz era un magnate.


De entrada, tenías unos locales comerciales de mariscos en el mercado de “La merced”, además de asesorar al cuenqueño más rico en la ciudad de México, don Pepe Sarquís, el concesionario del mayor número de estacionamientos públicos.


Y, por tanto, flotaba en dinero.


Con frecuencia, invitaba al trío de secretarios de Fidel a comer y como decía Pericles Namorado Urrutia: “Si el festín ha de ser de carne y vinos… que sea en abundancia”.


Luego, los llevaba a un centro comercial y les compraba, a veces, un traje a cada uno, y en otras ocasiones le entraba a la oferta de la temporada comprando tres trajes por el valor de uno y los repartía entre Duarte, Manzur y Silva.


Y nunca, jamás, “El negro” Cruz cobraba tales favores ni menos, mucho menos, los condicionaba.


Para entonces, “El negrito” era cuatísimo de Pepe Murat y de todos aquellos jóvenes políticos iniciados en el echeverrismo.


Por eso, cuando Javier Duarte fue declarado gobernador electo abrazó a Fallo Cruz con la siguiente frase célebre: “Si con Fidel te fue bien, conmigo te irá mucho mejor”.


Tal cual ha sido.


LOS CALAMBRES DE FIDEL HERRERA


 


Borrados de los recuerdos infaustos han quedado, por ejemplo, los días borrascosos, que fueron muchos, con Fidel Herrera, tan dado a “los calambres” y a dejar “la víbora chillando”.


Un día, el más terrible, “El negro” tenía urgencia de hablar con el góber fogoso y gozoso y necesitaba entrar al privado lo más pronto posible.


Por dentro, el fogoso le había puesto candado a la puerta y entonces, comenzó a patearla para que le abrieran.


De pronto, furioso, irritado, se le apareció el secretario particular de Fidel, el decente, decentísimo Luis Arturo Ugalde Álvarez; pero con tres guardaespaldas… que se los echó encima.


Incluso, en el forcejeo le moretearon el ojo y lo sacaron de la oficina y lo acercaron al elevador en palomita para lanzarlo del palacio de gobierno.


Alguien, no obstante, avisó al fogoso lo que Ugalde había ordenado en un exceso del poder y de inmediato el fogoso reculó ordenando que se lo llevaran a su oficina.


Así, cuando Fallo Cruz estuvo ante Fidel, ambos iniciados a la vida en Nopaltepec, “El negro” se le fue encima con un lenguaje irritado a Fidel; pero más aún a Ugalde.


Y con el dedo índice convertido en un látigo de fuego, le dijo: “Fidel, aquí tienes de secretario particular a Ugalde, el mismo que te bloqueaba como secretario particular de Juan Maldonado en la SEV de Miguel Alemán”.


Ugalde reaccionó de inmediato curándose en salud, rechazando la afirmación; pero Fidel lo detuvo a tiempo: “Sí es cierto Ugalde, me bloqueabas. Pero yo soy generoso y por eso te tengo aquí. Y no vuelvas a pasarte de tueste con El negro”.


“El negro” ahora es un súper ministro sin cartera, pues desde el año 2010 Ranulfo Márquez está convencido que nunca, jamás, Fidel Herrera fue recíproco en la amistad y por eso se ha distanciado.


POSDADA: Fidel Herrera tiene su “Negro” Cruz y Ramón Ferrari Pardiño también tiene su Rafael “El negro” Cruz… “El negro” de Fidel, igual que “El negro” de Ferrari dan la vida por el jefe máximo… Pero “El negro” de Fidel es generoso y juega limpio, mientras “El negro” de Ferrari es echón, abusivo, barbaján, intrigante y suele “ordeñar la vaca”…Además, menosprecia al “Negro” de Fidel y lo trata con racismo y segregacionismo porque dice que él es guapo, dandy, galán y bonito y el otro, “El negro” Cruz fidelista es feo y negro…


Barandal


 


•Audirac, horas contadas


•El siniestro García Guzmán


•Un odio creciente


 


Luis Velázquez


14 de febrero de 2015


 


PASAMANO: De pronto, en el despeñadero político una parte de la prensa está manejando que el secretario de Finanzas y Planeación, Mauricio Audirac Murillo, tiene las horas contadas… En ningún caso se explica con argumentos; pero insinúan que se trata de la legendaria pesadilla, infierno mejor dicho, de la deuda pública, a partir de que la dependencia adeuda 200 millones de pesos a un sindicato independiente que habrían tomado de las cuotas sindicales… Incluso, manejan que el relevo será el 16 de febrero con Juan Manuel del Castillo como titular, quien se ha desempeñado como secretario particular del gobernador… Se ignora si se trate de un siniestro operativo más de los que de manera habitual suele utilizar el contralor Ricardo García Guzmán, enemigo público número uno de Audirac… Se ignora si en verdad se trate de un cabildeo mediático para calibrar reacciones como en otros tiempos los han practicado desde el duartismo… El caso es que, de entrada, bastaría recordar que el fantasma de la deuda pública ha perseguido a Javier Duarte desde diciembre de 2010 cuando tomó posesión de la gubernatura, pues se trata simple y llanamente de una herencia de su antecesor… Pero, además, con unas finanzas descarriladas por el préstamo de diez mil millones de pesos solicitados y aprobados de última hora por el Congreso local… Peor tantito si se considera que aparte de la gran deuda, el fogoso y gozoso dejó deudas en el gasto corriente y obra pública inconclusa, a medias, a la deriva, entre ellas, los 200 millones de pesos de deuda a los estudiantes becados como estímulo y premio a su calidad educativa… Por eso mismo, por estar administrando la deuda y por otras razones de peso, Tomás Ruiz González y Fernando Charleston junior prefirieron renunciar, marcando una raya con el gobierno de Veracruz…


BALAUSTRADAS: Además, sin conceder y en caso de ser cierta la versión, significaría un error que Audirac fuera despedido, porque entonces, habrían llegado seis secretarios a Finanzas y Planeación… Y seis son muchos, demasiados, y el hecho da pie para recordar el principio pedagógico de que si un maestro reprueba a más del 50 por ciento de los alumnos en el salón de clases quien está mal es el profesor y en ningún momento los estudiantes… Es decir, con seis titulares en SEFIPLAN se interpretaría como que el góber está mal, pues habría llevado a la dependencia a la peor crisis institucional, más grave, incluso, que la deuda… Muchos bandazos, y lo peor, que en ningún caso el góber ha rendido cuentas ni a los contribuyentes ni menos, mucho menos, a la población electoral de tantos cambios… Simple y llanamente, los ha cambiado sin detallar las razones… Por sus pistolas, porque así se interpreta y entiende, lo estaría facultando la Constitución Política de Veracruz, cuando a nivel federal el presidente Enrique Peña Nieto “se desgarra las vestiduras” por la transparencia y la rendición de cuentas… Si la tendencia es tal cual, entonces mejor nombrar un encargado de la oficina, un administrador, un gerente, para que el mismo gobernador despache como secretario de Finanzas y Planeación, pues ya en el sexenio anterior lo fue como subsecretario que despachaba como titular, pues Rafael Murillo Pérez fue una figurita de paja que cortaba listones… También siguió despachando como titular de SEFIPLAN cuando fue candidato a diputado federal y gobernador y legislador federal y gobernador electo, pues su fuerza física, entusiasmo, enjundia, espacio, tiempo y capacidad le daba para “las veinte y las malas”…


ESCALERAS: Nada fácil sería que la madriza a Audirac Murillo tenga el nombre del contralor Ricardo García Guzmán… Por alguna razón, quizá profesional, le guarda un resentimiento desde hace 450 años Antes de Cristo… Por eso, el peor guamazo a García Guzmán fue cuando Duarte lo nombró el quinto titular de SEFIPLAN… Y una vez sentado en la contraloría por segunda ocasión ha arremetido la cizaña en su contra…Es más, desde cuando García era diputado local ya odiaba a Audirac, entonces, titular del ORFIS, Órgano de Fiscalización Superior, tiempo aquel cuando solía filtrar documentos a la prensa para evidenciar y descarrilarlo… Pero, además, y para que ninguna duda tuviera de la efectividad de su intriga operaba en forma directa con los magnates de los medios para cuajar, además, las 8 columnas en portada… Peor tantito: en aquellos días de la renuncia de Fernando Chárleston junior, García Guzmán soñaba con la silla de SEFIPLAN… Desde entonces, el odio creciente… Y más porque Audirac ni lo pela; pero, bueno, quizá su ponzoña la siembra con éxito en otro lado y que llega hasta meterse en su vida privada… Un sexto secretario de Finanzas desplomaría por completo la confianza y el respeto de la iniciativa privada, los magnates y el contribuyente en el gobernador… Y más cuando en la Secretaría General de Gobierno van tres y en la subsecretaría cuatro… Cuatro, también, en la Secretaría de Desarrollo de Desarrollo Social… Tres en la Secretaría de Desarrollo Agropecuario… Cinco en la ahora Secretaría de Infraestructura y Obra Públicas, antes Comunicaciones… Y tres en la dirección de Comunicación Social, lo que manifiesta una inestabilidad social y una inmadurez política, pero también desaciertos y desatinos en la perspicacia política y neurológica para designar a los cuadros…


POSDATA: En tanto Maryjose Gamboa cumple 227 días hoy confinada en el penal de Tupan, hay psicosis en un montón de reporteros incómodos de convertirse en el número 12 de los trabajadores de la información asesinados en el sexenio que corre…Pero, bueno, ninguno se raja, y lo mejor: integran un frente común para seguir publicando, con el hijo de Moisés Sánchez Cerezo, el periódico La Unión, en Medellín, que el reportero secuestrado, ejecutado y mutilado solía publicar con el dinerito ganado como taxista y una tiendita en su pueblo…


Posdata 


 


Suertudo el hijo de Buganza


 


•A los 26 años de edad obtuvo la plaza de investigador de tiempo completo, categoría “C”, adscrito al Instituto de Filosofía de la Universidad Veracruzana 


 


Luis Velázquez


14 de febrero de 2015


Jacob Buganza Torio, de 32 años de edad, hijo de Gerardo Buganza Salmerón, secretario General de Gobierno, es un suertudo.


Envidia, pues, de la buena. La que según los filósofos, construye.


Su currículo, por ejemplo, es superior a la de cualquier secretario del gabinete peñista.


Digamos, a la altura, quizá, acaso, de un ministro europeo.


Con un par de nacionalidades, mexicana e italiana, con el dominio del inglés, italiano, francés y alemán…


Licenciatura en Filosofía por el Instituto Rafael Guízar y Valencia…


Maestría en Estudios Humanísticos por el Tecnológico de Monterrey…


Estancia de investigador en una universidad italiana…


Diplomado en Griego Clásico en la Universidad Pontificia…


El 25 de febrero del año 2008, Fidel Herrera “en la plenitud del pinche poder”, Jacob Buganza fue nombrado investigador de Tiempo Completo, Categoría “C”, la más alta, en la Universidad Veracruzana, adscrito al Instituto de Filosofía.


Tenía 26 años de edad.


Clave, la edad.


26 años.


26 años cuando por lo regular un maestro en la máxima casa de estudios apenas inicia su trayectoria laboral.


Quizá, acaso, como profesor de unas horas.


Y sin contrato.


Sujeto a examen de oposición en cada semestre.


Incluso, si tal cual iniciara el profe con los vientos favorables, entonces, comenzaría, digamos, con un medio tiempo técnico y/o, con mucha suerte, académico.


Luego, transcurriría mucho tiempo, a veces toda la vida, con frecuencia, ni con toda la vida, para llegar a la categoría “C” y como investigador.


Es decir, más que un simple académico.


La elite entre las elites de la academia en Veracruz y en el país.


Su currículo lo dice:


Cargo actual y labor docente:


1. Cargo actual:


Fecha de contratación: 25/02/08.


Puesto: Investigador de Tiempo Completo (4102).


Categoría: Académico de carrera de tiempo completo titular “C” (4101)2.


Tipo de personal: Académico (4).


Tipo de contratación: Planta (1).


Adscripción: Instituto de Filosofía, Universidad Veracruzana.


Por eso, en medio de tantos requisitos de la UV para otorgar un contrato por horas, un medio tiempo, un tiempo completo, la categoría “A”, “B” y “C”, el hijo de Buganza Salmerón es un suertudo.


¡Bendito sea Dios!


¡Hosanna, hosanna!


TODO POR LOS HIJOS 


Claro, la filosofía política y social de BuganZa resulta admirable: abrió la puerta a su hijo en otra dimensión laboral.


La academia.


Igual que el presidente Miguel Alemán Valdés que como tal… vetó a su hijo Miguel Alemán Velasco para que mientras viviera nunca, jamás, ocupara un cargo público.


Y le dio Televisa para desarrollarse y crecer.


Y cuando el padre falleció el hijo fue senador de la República y gobernador de Veracruz en una carrera insólita que, bueno, y dada la práctica política el sistema priista le debía.


En contraparte, Buganza, digamos, miró con simpatía ahora el descubrimiento de Ángel Aguirre Rivero, expriista y ahora experredista, quien como gobernador del conflicto y sórdido estado de Guerrero incorporó en la nómina, además con negocios jugosos, a los hermanos, a los tíos, a los primos, a las novias, a las amantes.


Incluso, a uno de sus hijos impuso de candidato del PRD a la presidencia municipal de Acapulco.


Así, en una actitud, digamos, ¿digna?, Ángel Aguirre renunció al PRD y se puso a disposición del sucesor para que lo investigue.


A diferencia de Plutarco Elías Calles, quien impuso a un hijo como gobernador de Nuevo León y a otro diputado federal y ministro de Estado, Buganza encaminó a su hijo mayor por la academia.


Muy bien hecho.


Aplausos.


Y más porque por los hijos el ser humano da todo.


Pronto, “antes de que el gallo cante tres veces”, en menos tiempo del que San Pedro utilizó para negar a Jesús de Nazareth cuando un soldado dijo que andaba con el Mesías, el hijo de Buganza podría convertirse en director del Instituto de Filosofía y/o, mínimo, director de la facultad de Filosofía, siguiendo la tradición del sacerdote José Benigno Zilli (el más puro de los ministros de Dios en Veracruz), que lo fue.


¡Hosanna, hosanna!


POSDATA: Un filósofo le abrió la puerta a Gerardo Buganza en política… Fue César Leal Angulo, quien fuera embajador de Vicente Fox en Grecia… Así, el primer cargo público de Buga fue como edil en el Ayuntamiento de Córdoba, donde Leal Angulo lo acomodó por dedazo, fast track… Tal cual, aprendió pronto las claves de la política, pues luego fue senador de la República y diputado federal en varias ocasiones, siempre por la vía plurinominal, es decir, sin hacer campaña, sin exponerse a una derrota en las urnas y sin gastar un solo centavo… La única vez que fue candidato, gobernador en el año 2004, fue derrotado en las urnas… Pero aun cuando perdió ante Fidel Herrera, durante el fidelato la fama pública registra que a Buganza le fue mejor, pues además de los negocitos, el góber fogoso y gozoso incorporó a su gabinete legal y ampliado a varios bugancistas…




Diario de un reportero

Leave a Reply