Blog expediente

Posted by Proyeto trece on 12:32 0 comentarios

blog


Luis Velázquez


19 de enero de 2015


blog.expediente.mx


Facebook: expediente.mx


Twitter: @blogexpediente


 


Fraude inmobiliario por $500 millones


 


•La gran estafa con el proyecto “El secreto del mar”


•Los socios cobraron el dinero a los posibles condóminos


•De tres torres con cien departamentos sólo dejaron un cascarón en “La Matosa”, Mandinga


•Involucrados: Guillermo Luis Ordorica Brockman, Miguel Barquín del Puerto, Guillermo Díaz de Sandi Farías, Guillermo Villalón y María Catalina Ruiz Alzaba


•Ligas con Tomás Ruiz, el primer titular de SEFIPLAN de Javier Duarte


•Defraudados interponen denuncia penal


•Todos desaparecieron, sin dejar huella


 


MANDINGA, Ver.- A lo lejos se mira y  admira el Golfo de México. Los barcos fondeados en la bahía. El montón de gaviotas volando en fila india, y en círculo, ordenaditas, una tras otra, listas para zambullirse en el mar. El cielo y el mar juntos, en el horizonte. A veces, la neblina y los barcos como unos juguetitos, apenas divisados. El sol metiéndose en el fondo del océano.


Y sobre un promontorio, ubicado en lo más alto del pueblo de pescadores, sobre el predio “La Matosa”, unos audaces empresarios lanzaron un proyecto inmobiliario al que bautizaron con el nombre de “El secreto del mar”, mientras el grupo de inversionistas se llamaba “Olimpo”, oh paradoja griega.


Incluía la construcción de tres torres con un total de cien departamentos, cada uno de entre unos 300 metros cuadrados, aproximadamente. Era, claro, la venta de ilusiones y utopías. Una esperanza para la gente bonita, la gente VIP, lo más selecto de la sociedad… que podía pagar 4 millones y medio de pesos por el departamento más baratito.


La convocatoria fue publicada en la prensa escrita. También en la radio. La tele. Pensando en grande, pues, con tanto éxito que antes, mucho antes de que las torres pudieran tomar forma, los cien departamentos estaban vendidos.


Pero se trataba de la venta de salida porque dos años después, tiempo de entrega a los clientes, de las tres torres, ni una terminaron. Apenas y levantaron un cascarón en obra negra… de lo que serían diez pisos. Además, a medias.


Y de pronto, zas, así como aparecieron los socios también se fueron.


El “Grupo Inmobiliario y Constructora Olimpo, SA de CV” enfrenta ahora denuncias penales. Muy sencillo: un fraude por unos 500 millones de pesos en contra de los, digamos, condóminos que pudieron ser.


Los socios de aquel proyecto inmobiliario son los siguientes:


Uno. Guillermo Luis Ordorica Brockman, amigo de Tomás Ruiz González, el primer secretario de Finanzas y Planeación de Javier Duarte, quien les abrió las puertas a la inversión pública en Veracruz con todas las facilidades del mundo.


Incluso, los demandantes aseguran que a cambio el grupo Olimpo le obsequió a Tomás Ruiz su residencia en Mata de Uva, frente al mar, a un ladito de la escuela naval de Antón Lizardo, que tiene hasta un helipuerto, donde el secretario solía llegar en helicóptero en aquellos sus días de bonanza en el duartismo.


Dos. Miguel Barquín del Puerto y Guillermo Díaz de Sandi Farías, en su carácter de apoderados legales de Ixe Banco, SA de CV.


Tres. Guillermo Villalón y María Catalina Ruiz Alzaba, en su carácter de empleados de “Residencial Secreto del Mar”.


Y cuatro. El ingeniero Luis Rojí Uribe, en su carácter general del “Grupo Olimpo”.


La primera denuncia penal ya está en la Agencia Segunda del Ministerio Público Investigador registrada con el número 1268/2014, M-1, con fecha 18 de noviembre del año 2014, interpuesta a las 14:25 horas.


La presentó José Manuel Urreta Ortega, uno de los estafados, a través de sus asesores legales, Jorge Reyes Peralta, presidente del Colegio de Abogados Penalistas del país, Alejandro de Jesús Meléndez Montes de Oca, Aída Gómez Uscanga y Julio Segura Morales.


LARGA HISTORIA DE SIMULACIONES


Una historia es la siguiente:


El 18 de junio del año 2010, José Manuel Urreta Ortega cerró contrato de compraventa con reserva de dominio de un departamento en el desarrollo inmobiliario “El secreto del mar”, identificado con el número 1301 de la Torre A con 294.33 metros de superficie, fijando como la cantidad de 4 millones 560 mil 565 pesos y que pagó de la siguiente forma:


El 18 de junio, un millón 520 mil 188.33 pesos


El 29 de diciembre del año 2010 y 4 de enero del 2011, un segundo pago por un millón 520 mil 188.33 pesos, los cuales fueron recibidos por los denunciados María Catalina Ruiz y Guillermo Villalón.


El 18 de mayo del 2011 y el 25 de mayo del mismo año efectuó el tercero pago por un monto de un millón 320 mil pesos ahora sólo entregados a Guillermo Villalón.


El último pago fue entregado también a Guillermo Villalón y fue de 200 mil 200 pesos.


En la cláusula séptima del contrato quedó establecido que el departamento sería entregado a más tardar a los 24 meses siguientes a la fecha de la firma del contrato.


Dice Manuel Urreta en la denuncia penal: “Me hicieron creer que su proyecto de construcción estaba asociado con el grupo Olimpo, respaldo por su director general, ingeniero Luis Rojí Uribe, ya que por así convenir a sus intereses me ordenaban expedir los cheques a favor de su empresa y para ello contaban con su consentimiento y aprobación, por lo cual se suma a la simulación y fraude del que fui objeto”.


De manera frecuente Urreta Ortega “acudía al terreno donde se edificarían las torres y no veía avances de la Torre A, lo cual causó cierta incertidumbre y desconfianza en mi persona, ya que también encontraba evasivas a mis llamadas telefónicas, correos electrónicos y a la petición de vernos en persona para que me aclararan lo que estaba sucediendo.


En fecha posterior y ante la presión que ejercía accedieron a una entrevista tratando de envolverme de nueva cuenta en sus mentiras. Me propusieron que firmáramos un convenio modificatorio del contrato de compraventa celebrado para cambiarse de departamento y como no accedí me propusieron regresarme mi dinero una vez que vendieran el departamento, lo cual al día de hoy no ha acontecido”.


Así, y “para efectos de documentar lo anterior promoví diligencias de jurisdicción voluntaria, las cuales quedaron radicadas bajo el número de expediente 1277/2013 del índice del Juzgado Cuarto Menor del Distrito Judicial de Veracruz para certificar las condiciones físicas mediante fotografías e inspección judicial, que llevó a cabo personal actuante de dicho juzgado, cerciorándose de lo siguiente:


a) Las condiciones visibles de construcción (inexistencia de obra, negra o terminada), en que se encuentra el departamento 1301 de la Torre A.


b) Las condiciones visibles de construcción (inexistencia de obra, negra o terminada) en que se encuentra el departamento 1301 de la Torre A con superficie de 294.23 metros, y que resultó ser todo un engaño en mi contra y agravio de mi patrimonio”.


EL JUZGADO DA FE DEL FRAUDE


El 15 de octubre del año 2013, la licenciada Laura Velázquez Blanco, oficial administrativo del Juzgado Cuarto Menor de este Distrito Judicial, dio fe de que “dicho terreno no cuenta con acceso restringido, pues se encuentra sin puerta, portón u objeto que impida su acceso, advirtiendo a simple vista que se trata de una construcción sin terminar (obra negra), de estructura tipo torre.


De igual manera advirtió la existencia de un bien inmueble en obra negra, esto es, no se encuentra concluida la construcción, es un inmueble o torre lo cual se deduce se compondrá de varios niveles o pisos, ya que así se advierte de su estructura, por lo que en razón de ello no se puede constatar la existencia del departamento 1301 del torre A”.


Dichas diligencias fueron acreditadas con la copias certificadas deducidas del expediente 1277/2013 del índice del Juzgado Cuarto Menor del Distrito Judicial.


LUCRO INDEBIDO


Dice el denunciante: “Los denunciados tuvieron la fraudulenta intención de incumplir con lo pactado mostrándome unas escrituras que según ellos eran las del terreno ‘en venta’ y aún a sabiendas de no contar con los recursos y elementos necesarios para llevar a cabo el objeto del contrato firmado con el suscrito se aprovecharon de mi buena fe, desarrollando una conducta engañosa y obteniendo un lucro indebido que demuestro a través de los documentos anexos, como lo son: cheques, recibos de cantidades liquidas, pagos pactados, que fueron firmados por los denunciados logrando con aviesos fines económicos y de lucro en mi agravio que el suscrito cubriera todos los pagos acordados, sin que hasta la fecha tengan la mínima intención de cumplir con lo pactado”.


ORDEN DE APREHENSIÓN


Según el abogado penalista, Jorge Reyes Peralta, el grupo de Luis Rojí Uribe ha tendido puente con el resto de los compradores para decirles que “con mi prestigio de constructor avalo el proyecto de El secreto del mar”.


Pero además, invoca y convoca a Tomás Ruiz González, asegurando que el primer secretario de Finanzas de Javier Duarte les ha garantizado acercarles a nuevos inversionistas para cumplir con el proyecto inmobiliario.


Mientras tanto, y una vez interpuesta la denuncia, apenas sea determinado el ejercicio de la acción penal, los asesores legales de Manuel Urreta solicitarán al juez competente la orden de aprehensión en contra de todos los estafadores.


Christian Morales, el desaparecido incómodo


 


•Leal a Fidel Herrera y Miguel Ángel Yunes Linares, jugó con ambas partes. El 21 de julio, 2010, lo levantaron


•El mismo día también se llevaron a Nelson Cabrera Cobos y una amiga común; a la fecha, ningún resultado


•A socios, amigos y aliados de Érick Lagos Hernández, el candidato priista a diputado federal, los dejó solos


•En los cargos públicos durante el fidelato le apodaban “El señor diezmo” y sólo rendía cuentas a Érick Lagos


 


Muchos crímenes dejó irresueltos Fidel Herrera como gobernador. Entre ellos, y por ejemplo, de reporteros.


Raúl Gibb Guerrero, asesinado el 8 de abril, 2005. Roberto Marcos García, 22 de noviembre, 2006. Luis Daniel Méndez Hernández, 22 de febrero 2009.


También, de un activista social. Ramiro Guillén Tapia, quien se prendió fuego ante el palacio de gobierno de Xalapa en protesta porque le negó el legítimo derecho de audiencia.


También dejó desaparecidos. Y de políticos. Christian José Morales Carreto y Nelson Leopoldo Cabrera Cobos, levantados el miércoles 21 de julio, 2010, con una amiga común, de un puesto de tacos en la calle Úrsulo Galván, casi esquina con la avenida Ruiz Cortines, a un costado del bar La Bartola.


Los dos priistas.


Pero, además, primero, leales aliados de Fidel Herrera, y luego de una escisión, leales aliados de Miguel Ángel Yunes Linares.


Entonces, sus padres colocaron una bambalina en el puente peatonal a la altura de la SEV, en las goteras de Xalapa, con la foto de Christian pidiendo datos que llevaran a su paradero.


Muchas semanas y meses permaneció la bambalina colgada en el puente confiando en la esperanza hasta que un día perdieron la fe y la retiraron.


Pero, no obstante, el secuestro de los dos permanece en la impunidad. Y más ahora cuando el fidelato terminó y vamos en el V año del duartismo, y tampoco ningún detenido, ningún indiciado, a pesar, incluso, que en aquella fecha el agente Fernando de la Sota, coordinador de la Unidad de Orden y Apoyo Institucional en la campaña presidencial de Luis Donaldo Colosio y coordinador de la Unidad Omega en la campaña de Ernesto Zedillo, fue puesto al frente de seis agentes.


Con Fidel Herrera, Christian Morales Carreto fue vicecoordinador para la consulta popular en vivienda de la campaña de Miguel Alemán, auxiliar técnico en su campaña senatorial y constructor, supervisor y residente de Obras en diversos municipios.


Secretario Técnico de la Secretaría de Desarrollo Social, director de Auditoría a las Inversiones Físicas del ORFIS y presidente de la Fundación Xalapa Pienso en Ti.


Y con Yunes Linares fue precandidato a la alcaldía de Xalapa, que se le frustró, de igual manera como también se le vino abajo con Herrera Beltrán.


“EL SEÑOR DIEZMO”


Pero su biografía política y sus ligas mayores lo atan al PRI, incluso, en una minuta política y policiaca que entonces fue preparada lo describen como “El señor diezmo” que solía cobrar a las compañías constructoras en el fidelato, que promovía contratos para algunas empresas, constructor sin constructora como en el caso de obras millonarias en Minatitlán en el año 2008 y un priista que “ofrecía una red de consumo de carne femenina fresca con cargo al erario”.


En la misma ficha consigna lo siguiente: “Sólo reportaba su trabajo a Érick Lagos, su amigo, lo cual lo llevó a confrontarse con Leonor de la Miyar, en la SEDESMA, y Mauricio Audirac Murillo, en el ORFIS, además de que intrigó contra Jorge Carvallo Delfín”.


Incluso, en su ficha hay otra sombra.


Hablan del asesinato de Ángel Filemón Méndez Capistrán, alias “El Mon”, ejecutado el 10 de febrero de 2006, frente a la vivienda ubicada en la calle Carlos Roberto Smith número 45, de la colonia Campestre, y en donde Christian Morales estuvo como indiciado.


“El Mon” era hijo del exalcalde de Yecuatla, Ruperto Méndez Méndez, y tenía antecedentes penales por robo de vehículos, por lo que estuvo procesado en el año 2001, en el alemanismo.


“Era una persona ostentosa, aunque nadie sabía de dónde provenía el recurso que gastaba a manos llenas, sin embargo, se especuló que distribuía drogas al menudeo en determinados círculos sociales de Xalapa” consigna su ficha policiaca.


En aquel tiempo siempre se afirmó que “El Mon” era operador de Christian Morales, entonces funcionario de la SEDESMA con Leonor de la Miyar de secretaria, a donde había llegado por órdenes directas de Fidel Herrera, apadrinado por Érick Lagos, su uña y carne.


Así, el círculo de los cuatro amigos estaba redondeado: Érick Lagos/Christian Morales/Nelson Cabrera/Filemón Méndez.


Incluso, la compra de una parcela frente al Cuartel Militar que albergaba la XXVI Zona Miliar, en El Lencero, municipio de Emiliano Zapata, fue la punta del iceberg para un pleito entre ellos porque, según se afirmaba, “El Mon” era indiscreto y todo lo contaba, y como siempre ha sostenido Érick Lagos, “hay cosas que ni la familia debe saber”.


BRINCO DE FIDEL HERRERA A YUNES LINARES


En el lado priista, Christian Morales se soñó alcalde de Xalapa, luego de que la fama pública registraba que los dos años en la SEDESMA de Leonor de la Miyar como secretario técnico le permitieron enriquecerse con el diezmo que cobraba por órdenes superiores, además de que había pasado como secretario técnico del gobernador.


Así, fue alentado por Érick Lagos y Fidel Herrera para la contienda interna priista.


Pero lo engañaron. Entonces, optimista, utópico quizá, acelerado, tocó la puerta del PAN con Alejandro Vázquez Cuevas, porque eran compañeros de años del barrio de “El dique”, y en el PT con Arturo Pérez Pérez, sin ningún resultado.


El PAN de Yunes Linares le abrió la puerta.


Y brincó a la otra orilla, la del enemigo público número uno de Fidel Herrera, y en el otro lado contaba cositas del fidelato.


Miguel Ángel Yunes Márquez, entonces presidente municipal de Boca del Río por vez primera, le habría entregado 20 millones de pesos para trabajar la plaza de Xalapa, siendo fiscalizado por el primo de Yunes Márquez, tesorero en el Ayuntamiento, Eduardo Vega Yunes, ungido ahora como subsecretario de Desarrollo Social con Ranulfo Márquez Hernández, otro conocido y amigo de Christian Morales.


En el equipo de Christian, apodado “La ardilla” (el mismo apodo que tenía Patricio Chirinos Calero) para operar la plaza panista figuraban entre otros: Javier Calderón, Fernando Acosta (regidor en Xalapa), Juan José Zarate Chimal, Oscar Mixtega, Fernando Acosta y Manuel del Ángel Roca, quien luego fuera asesor de Guillermo Herrera Mendoza en la SECOM.


Cada uno recibía un sueldo de entre 20 a 50 mil pesos según la tarea desempeñada.


EL PASADO CONDENA Y ABSUELVE


El 24 de noviembre del año 2000, seis días antes de que Fidel Herrera tomara posesión como el gobernador número 73 del estado de Veracruz, el policía judicial, Jacobo Reva Beltrán, detuvo frente al Baluarte de Santiago, en el puerto jarocho, un auto Jetta modelo 2000 reportado como robado en el Distrito Federal, conducido por Aarón Huerta, agente del CISEN, Centro de Información y Seguridad Nacional.


En el automóvil robado viajaban los siguientes jóvenes: Érick Lagos, Jorge Alejandro Carvallo Delfín, Cristian Morales Carreto y Ángel Filemón Méndez Capistrán.


En el reporte entregado al secretario de Seguridad Pública, capitán Alejandro Montano Guzmán, los chicos eran ligados a los malandros, incluso, oh paradoja, hasta el lavado de dinero.


En el informe también los ligaban a un tipo apodado “El fidelito junior” y referían sus pachangas en un restaurante de carnes en Xalapa.


“HAY QUE OLVIDAR EL PASADO”


Christian Morales alardeaba de controlar la aplanadora electoral priista en Xalapa y de tener el respaldo de constructores, cultivados en la SEDESMA, para financiar su campaña de candidato a la alcaldía.


Contemporáneo, amigo, cuate, socio, aliado, cómplice de Érick Lagos, el exsecretario particular del góber fogoso y diputado local, dejó solo, por alguna razón, a Morales Carreto y a Nelson Leopoldo Cabrera Cobos luego de su secuestro y nunca, jamás, se ocupó de ellos.


“Hay que olvidar el pasado” decía a su equipo reclinada la espalda en el escritorio como presidente del CDE del PRI, mientras sus barbies le servían el café y llevaban los recortes periodísticos del día.


Escenarios


 


•Candidatos, a prueba


•Medirán resistencia física


•Jornadas bajo el sol


 


I


Las campañas de candidatos a diputados federales se efectuarán en la temporada de calor, como cada año. Altas temperaturas. Infernales, en unos casos, como en la Cuenca del Papaloapan y el sur de Veracruz, de Acayucan pa’lante.


Y, por eso mismo, algunos científicos sociales aseguran que la edad de los abanderados también cuenta porque, entonces, en el camino pueden desfallecer pues de antemano están condenados al fracaso, salvo, claro, excepciones.


Y más, si del otro lado el candidato es joven, lleno de energía y vitalidad.


Por ejemplo.


El panista Pancho Arano, de unos 60 años, quiso buscar la diputación federal por segunda ocasión y contendió frente al priista José Tomás Carrillo junior, quien entonces tendría unos 38 años.


Es decir, mínimo le llevaba unos 22 años y, por tanto, mientras a las 6 de la mañana Carrillo ya andaba en friega electoral, por ejemplo, saludando a los obreros de los ingenios azucareros, Arano todavía dormía.


Pero, incluso, si también ya estaba en la arena electoral, con temperaturas de unos 40 grados, a las 12 del día estaba agotado, mientras Carrillo le seguía dando veinte y las malas.


Así, el día de la elección le asestó una madriza en las urnas que lo obligó hasta retirarse de la política.


Fue el mismo caso de la priista Elena Zamorano, quien a los 62 años buscó la diputación federal por el distrito de Cosamaloapan, frente al panista Gabriel Cárdenas, de 24 años.


Es más, antes de salir a la calle a su chamba electoral, Cárdenas todavía hacía ejercicio físico durante una hora, de 5 a 6 de la mañana, por tanto resultó imparable en la contienda.


II


Juan Chiunti Rico tendría unos 80 años cuando escuchó el canto de las sirenas de la candidatura a diputado. La buscó por el PRI.


Pero el PRI de Miguel Ángel Yunes Linares declaró en la radio que Juan Chiunti debía mejor jugar con sus nietos y acostarse temprano, y se enfureció, a tal grado que se lanzó por el PRD y con todo y ocho décadas encima derrotó al candidato de Yunes tres a uno.


Fue el caso sorprendente del priista Eliseo Bravo por la diputación local, quien a los 70 años de edad aceptó la nominación, millonario como era; pero urgido de saborear las mieles políticas.


Su triunfo en las urnas fue más alucinante, porque a las 4 de la tarde, don Eliseo suspendía la gira, argumentando que a esa hora debía estar con su esposa mirando telenovelas, sentados en el sillón tlacotalpeño, tomando café y comiendo pancito.


Ahora, en el distrito de Cosamaloapan la edad biológica de los candidatos estará más o menos pareja y se darán un buen entrón.


Por ejemplo, Antonio Tarek Abdalá, el candidato priista al Congreso de la Unión, tiene 33 años, además de una condición física insuperable como basquetbolista que fue de las grandes ligas en Estados Unidos, y que es aquí en Veracruz.


Tarek podría contender, por ejemplo, contra el panista Luis Grant Vallet, de 48 años de edad, aunque también contra Diego Palmeros Muñiz, de 27 años y/o contra Maribel Lamothe, de 41 años, y/o contra Gaspar Aguirre, de 41 años.


Con todo, Tarek es menor de edad que todos ellos, salvo el fidelista Palmeros Muñiz, y, bueno, ahí llevaría una parte importante de puntos ganados.


III


Y es que las temperaturas serán intensas como más intensa la campaña electoral, de tal forma, por ejemplo, en un día normal se le meten unos 300 kilómetros de carretera a los automóviles y camionetas utilizadas, llegando a juntar unos 40 mil kilómetros en toda la jornada electoral.


Además, con el sol hasta arriba, vibrando, podrá el lector visualizar el agotamiento físico cuando el candidato ha de caminar de puerta en puerta saludando a la familia, muchas veces sólo la señora del hogar, y ni modo, si cada saludo es un voto, la necesidad estratégica de caminar.


Peor cuando de pronto, el sol en su vitalidad, desplomándose en la cabeza, y un vecino dice al candidato que “allá, lejitos, donde está aquel árbol, pasa un arroyo contaminado que deseamos mire”.


Y ni hablar, a caminar en medio de la brecha, el caminito que se pierde por la hierba, a paso apresurado para ganar tiempo al tiempo.


Por eso es que, entre otras razones, los partidos políticos hablaron de un antidoping a los candidatos, porque con las altas temperaturas algunos podrían “morir en el intento”.


Expediente 2015


El conspirador


Adolfo Motita es un conspirador. También, un intrigante. De la Secretaría de Educación fue premiado con la candidatura priista a diputado federal por el distrito de Xalapa rural; no obstante, sigue operando como si fuera el dueño de la SEV.


En su biografía pública se aplicaría el principio marxista/leninista: “al igual que los tlacotalpeños no tiene llenadera.


Por ejemplo: quedó con las ganas de la candidatura por el distrito de Coatepec, su tierra, pues la encuesta histórica lo desfavorece.


Además de que sus paisanos jamás han olvidado el menosprecio y el desprecio y el aire de superioridad con que los ha tratado.


Así, mucha querencia le ha de tener Javier Duarte, quizá cabildeado por el senador Emilio Gamboa Patrón, su padrinito (a quien según la fama pública obsequió una Grand Cherokee blindada, entre otras cositas), que fue removido a Xalapa rural.


En contraparte, todo indica que en Coatepec la valiente será Mimí Guzmán, pues tal significa su renuncia a la Secretaría de Protección Civil.


Pero Mimí enfrenta una muralla infranqueable en Coatepec.


Se llama Conrado Arenas, maestro y activista social, exdiputado local, grillo, grillazo en el distrito, que también soñó con el Congreso de la Unión y en el camino lo descarrilaron y lo dejaron sin nada.


Ahora, Conrado amenazó a la elite priista, entre ellos, con acuse de recibo a Motita, que ni modo, la vida es así y se irá al PRD que sin militancia ni liderazgos locales le ha abierto la puerta.


Por tanto, la pobrecita de Mimí, la misma que solía tratar con el adjetivo calificativo de “pendejos” a los burócratas de Protección Civil, está angustiada.


Y en su angustia pidió ayuda al jefe máximo y Motita fue encomendado para desactivar a Conrado.


En tales circunstancias, Motita tuvo una ocurrencia: ofrecer a Conrado un cargo público.


COMPLOT DE DUARTISTAS


De entrada se le antojó lo siguiente: la titularidad del Seguro del Magisterio, como si el gobierno de Veracruz fuera una hacienda porfirista y Motita el capataz, mejor dicho, el propietario.


Así, dio el siguiente paso: cabildear con el equipo político que ha formado, aliado con Érick Lagos Hernández y Alberto Silva Ramos… camino a la candidatura a mini gobernador, para que ellos a su vez le echaran montón a Javier Duarte y tumbar al economista Ricardo Olivares Pineda del Seguro del Magisterio.


Pero, también, conspirador nato al fin, cabildeó con el sucesor, Flavino Ríos Alvarado, para remover a Olivares Pineda, luego de que ha cumplido siete años ininterrumpidos en la dependencia y la ha convertido en la oficina más productiva del gobierno del estado, con todos los derechohabientes a gusto, que ha duplicado el patrimonio de la institución, y sin haber tenido una sola marcha, una sola manifestación, en la puerta ni frente a palacio de gobierno.


Y ni hablar, de pronto, Lagos, Silva y Flavino cumpliendo al pie de la letra con la intriga de Motita para desbarrancar al maestro pensionado de la Universidad Veracruzana, quien a los 26 años fue secretario particular de Manuel Carbonell de la Hoz, el poderoso, poderosísimo subsecretario de Gobierno que durante 72 horas fue candidato priista a la gubernatura.


Mientras tanto, Mimí Guzmán espera el resultado de la conspiración de Motita, el muchachito que en su primera contienda interna en el PRI para buscar la diputación local regalaba chicles Motita a la clientela electoral y que después, en el poder, lucía ante todos su Grand Marquis descapotable.


PENDIENTES DE LA INTRIGA MOTINIANA


Motita, además, se basó en otro dato, pues de pronto consideró que Ricardo Olivares se había vuelto un político incómodo por lo siguiente:


La secretaría de Finanzas y Planeación adeuda unos 300 millones de pesos al Seguro del Magisterio por concepto de las pólizas de muerte, que ni modo, se han ido acumulando, de igual forma como por ejemplo SEFIPLAN también adeuda 1,500 millones de pesos a la Universidad Veracruzana y otros 400 millones de pesos a la UPAV y casi mil millones de pesos a los empresarios de la CMIC y la CANACO, y 4,500 millones al Instituto de Pensiones.


Pero Motita siente y percibe que quienes cobran a Mauricio Audirac Murillo los pendientes se vuelven indeseables, entonces quiso sacar leña del árbol llamado Ricardo Olivares, quien ha estado toca y toca el corazón y las neuronas de Audirac para el pago correspondiente.


Por eso el extitular de la SEV lanzó a su jauría en contra de Olivares para que fuera despedido en automático, entronizara a Conrado Arenas y Mimí Guzmán alcanzara la dicha terrenal.


Durante varios días de la semana anterior Ricardo Olivares vivió el torrencial huracanado que en 1974 padeció su jefe y amigo, Manuel Carbonell de la Hoz ante Jesús Reyes Heroles, el presidente del CEN del PRI, que lo desplomó con aquella frase bíblica publicada en el diario Excélsior de don Julio Scherer García bajo la firma de Ángel Trinidad Ferreira, el reportero estrella de la fuente política.


Hoy inicia la semana. Ya se verá si Motita se salió con la suya como peligroso intrigante y/o si, por el contrario, los oídos de Javier Duarte fueron insensibles a la rodeología entronizada por Lagos, Silva y Flavino y desoyó los vientos de la conspiración motiniana.


Barandal


 


•Tres senadores para gobernadores


•Cámara Alta, gran semillero


•Pepe y Héctor, un solo frente


 


PASAMANO: Pues bien, queda claro a la familia priista de Veracruz: los senadores Pepe Yunes Zorrilla y Héctor Yunes Landa están tan unidos como nunca antes en la historia de la carnicería política en la tierra jarocha y hasta en el país… Los dos irán por las gubernaturas de dos y seis años, para sumar ocho años seguiditos en el poder… Y más ahora cuando en los últimos días los senadores de Nuevo León, Ivonne Álvarez, y de Michoacán, Silvano Aureoles, PRD, y Ascensión Orihuela, PRI, han sido destapados como candidatos a sus entidades federativas… Y más ahora cuando el trío fue nominado en base a la tendencia histórica de la encuesta, que los favorece por encima, incluso, y como en el caso de Nuevo León, de diez aspirantes… Y más ahora cuando Pepe y Héctor tienen ligas políticas de primer nivel con el altiplano que, por ejemplo, nunca se dieron en el año 2010 cuando Fidel Herrera los estafó con la nominación… Y más cuando ya tienen suficiente camino andado de norte a sur y de este a oeste del territorio jarocho, en que han levantado demasiados expectativas para enaltecer el destino de los 8 millones de habitantes de Veracruz… Y más cuando cada uno tiene un número incalculable de expresidentes municipales, exsíndicos, exregidores, ex diputados locales y federales, exfuncionarios y funcionarios en el gabinete legal de su lado… Incluso, ni modo de colgar los hábitos y los guantes, luego de tanta inversión física, intelectual y política; pero también económica… Y más, cuando los dos han marcado la raya con el gobierno de Veracruz tanto en casos políticos como fue la mini gubernatura de dos años; pero también, en la deuda pública que llevó a SEFIPLAN a proceder de manera soez y autoritaria corriendo de la dependencia a los empresarios aglutinados en la CANACO y la CMIC de Xalapa que tocaron la puerta para gestionar un abonito… Y también, por añadidura, en el caso de las participaciones federales que les achicaron a los alcaldes y que ellos gestionarán una justicia redistributiva…


BALAUSTRADAS: Tal cual quedó constatado en la comida de la Alianza Generacional de Héctor Yunes el sábado en el puerto jarocho… Uno y otro de los senadores se levantaron la mano… Héctor Yunes, más encendido, fogoso y gozoso, dijo: “Mi alianza con Pepe será de ocho años’’… Pepe, mesurado y prudente; pero definido, precisó: “En el PRI de Veracruz hay más de un proyecto y más de un solo hombre… Y, por tanto, hay que madurar proyectos alternativos”… Cada uno en su estilo, la decisión está tomada… Y el primero y el segundo y el tercer “proyecto alternativo” es que ambos irán juntos para enfrentarse a la avalancha inmisericorde de Fidel Herrera y Javier Duarte con sus candidatos (Gerardo BuganZa, Jorge Carvallo, Érick Lagos, Adolfo Mota y Alberto Silva) por la mini gubernatura… Y es que, además, la ruptura entre las partes ha quedado clara… En todo caso, se trata de una escisión interna en el partido, de igual manera como en 1988 se dio entre Miguel de la Madrid y Carlos Salinas ante Cuauhtémoc Cárdenas y Porfirio Muñoz Ledo… En los meses por venir, de aquí a la primavera del año 2016, se verá si Pepe y Héctor observan el mismo camino que Cárdenas y Muñoz Ledo y/o si, por el contrario, las circunstancias estarán dadas para continuar luchando dentro del tricolor en una, digamos, apertura democrática auspiciada desde Los Pinos con terreno parejo… Por ahora, los senadores de Veracruz se mantienen en su postura: la pelea será desde el PRI… El tiempo lo dirá, entonces…


ESCALERAS: Por lo pronto, los senadores siguen caminando, aglutinando expectativas, sembrando posibilidades, tejiendo alianzas… Cada uno por su lado para redefinir la encuesta, pues hacia el mes de septiembre los nuevos diputados federales tomarán posesión, y entonces, Carvallo, Lagos, Mota y Silva, si ganan en las urnas, tendrán razones para galopar en todo el estado de Veracruz, atrás del mismo objetivo, en el caso de los cuatro, levantar hasta donde más puedan en la encuesta, pues por ahora están entrampados en el sótano y ya se verá hasta dónde pudieran crecer… En contraparte, los senadores preparan una gran sorpresa… Por un lado, cierto, andarán solos para amacizar su destino; pero también sopesan caminar de vez en vez, con alguna regularidad, juntos, y juntos organizar y presentar en los eventos, nomás para cuajar su mística de unidad “a prueba de bomba”, además de que el pinochetazo de la mini gubernatura, obtenida en un acuerdo banquetero, les dejó otra lección para cambiar de estrategia en sus relaciones con el altiplano… Incluso, juntos escucharán las necesidades de la población para juntos cabildear en el gobierno federal soluciones inmediatas, como fue, y por ejemplo, el trámite de Pepe Yunes para una carretera en la sierra de Papantla, que va caminando… Y también para revisar las participaciones federales que achicaron a los presidentes municipales, cierto, desde la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, de cuya comisión es presidente en la cámara senatorial…


Posdata


 


Privatizar el IPE


 


•De manera extraña y rara el ORFIS ha aconsejado al Instituto de Pensiones que vendan los hoteles Xalapa y Chachalacas


•Ajá, ¿y para beneficio de qué político y/o grupo empresarial?


Según trascendidos, el Órgano de Fiscalización Superior, ORFIS, ha entrado en la onda privatizadora del gobierno de Veracruz, y dictaminan que lo mejor para el Instituto de Pensiones, IPE, está en vender los hoteles Xalapa y Chachalacas.


Incluso, recomendaron un estudio, que han de tener, sobre el costo/beneficio de tales hoteles ‘’para dictaminar la viabilidad financiera’’.


Y, bueno, si de acuerdo con su filosofía política, como una caja de resonancia de la elite priista en el poder, el ORFIS se está prestando a enviar un mensaje directo, sin rodeos, al IPE, y también a los 16, 17 sindicatos fuertes que integran el Consejo de Administración, el titular, Armando Adriano Fabre, ha de poner “sus barbas a remojar”.


Primero, porque bajo su administración los hoteles están funcionando con resultado administrativo.


Segundo, porque se trata de un ingreso cotidiano.


Tercero, porque desde su construcción en el sexenio de Rafael Hernández Ochoa han significado un sostén financiero para el IPE.


Pero, ni hablar, si el SAS, Sistema de Agua y Saneamiento, ya está en venta a la empresa brasileña Odebrecht y existen las versiones que también sus homólogos en Veracruz (Xalapa y Coatzacoalcos) serán vendidos, la ola privatizadora que se mueve desde Los Pinos habría de acatarla.


EL IPE, AGENCIA INMOBILIARIA


 


El ORFIS, no obstante, se quedó cortito.


Por ejemplo, olvidaron que durante el sexenio de Fidel Herrera, el góber fogoso y gozoso desvió recursos por más de 5 mil millones de pesos del IPE, mientras el ORFIS de Mauricio Audirac Murillo y la Comisión de Vigilancia guardaron silencio, calladitos, por conveniencia, digamos, para mantenerse en el cargo público.


Y cuando se aproximaba el último año del fidelato y el titular del IPE reclamó el pago pendiente, el fogoso ideó entregar a cambio de la deuda el número suficiente de lotes de norte a sur y de este a oeste del territorio jarocho.


Así, el IPE completó 700 lotes que, bueno, ahora que el ORFIS anda con tales inquietudes, bien pudieran considerar la posibilidad de que el IPE y/o, en todo caso, la integración de un fideicomiso como agencia inmobiliaria para venderlos.


Y es que los señores del ORFIS miran el árbol y se pierden del paisaje restante con el bosque.


Es decir, ya deslizaron la idea en la pasarela mediática para calibrar reacciones y/o para preparar el escenario, quizá, acaso, porque tal sea la decisión superior.


¿QUIÉN ESTÁ ATRÁS DE LA PRIVATIZACIÓN DEL IPE?


Mientras el ORFIS sale con tales ocurrencias de vender los hoteles del IPE (quizá Arturo Bermúdez Zurita, secretario de Seguridad Pública, los quiera comprar, y más por su hotel en Chachalacas), el Congreso local aprobó unas reformas en el semestre anterior para dar viabilidad financiera y económica al instituto.


Están en marcha. Caminan. Y aun cuando los Copipes armaron borlote e interpusieron un amparo en la Suprema Corte de Justicia, a la luz de la verdad y la justicia todo indica que las reformas aprobadas tendrán vigencia.


Incluyen, entre otras cositas, cambiar la fecha de jubilación; pero más aún, establecer un parámetro para las pensiones, pues en la mayor parte de los casos ocurre que un trabajador paga una cuota baja durante 28 años, digamos, y cuando está a punto de jubilarse lo ascienden de categoría y con tal se pensiona, originando un desastre financiero.


El director Armando Adriano siente que por ahí está una salida concreta y específica que mucho evitará el colapso de la dependencia.


Ahora, desde el ORFIS le envían un recadito.


¿De parte de quién, de quiénes?


¿Con qué objeto?


¿Transferir los hoteles Xalapa y Chachalacas a un empresario hotelero, a un político dueño de hoteles, a un grupo político de la fidelidad haciendo más negocios, a un holding turístico nacional y/o internacional?



Blog expediente

Leave a Reply